Tu espacio de trabajo en casa

Es cada vez más habitual el concepto del “home office”, ya sea por trabajo o por afán de aprender, pero es indiscutible que tener un lugar de trabajo en nuestros hogares está llegando a ser un imprescindible. Poder desarrollar nuestras tareas o labores en un espacio acogedor, acorde con nuestros gustos y estilos, donde todo quede ordenado a la vista, hará que nuestra productividad aumente indudablemente.

Y, ¿cómo conseguir crear el perfecto ambiente de trabajo?

No importa donde ubicarlo, ya sea en un sala, en el salón de tu vivienda, en el dormitorio, bajo la escaleras, en un mueble multifuncional, en un closet o incluso en la terraza. Todo depende de ti, y de cuál es el lugar que más se adapte a tus necesidades y gustos.

Eso sí, hay imprescindibles que no debes pasar por alto. Como la iluminación, ya sea natural o artificial, ambas son de igual importancia. Para ello, recurre a lámparas que aporten además de luz funcional, un toque estético que agrade el entorno.

El almacenaje es otro punto importante a la hora de elegir mobiliario, pues te ayudará a mantenerlo todo en orden. Coloca estanterías sobre el escritorio y cajoneras bajo éste, así podrás tenerlo todo cerca y con fácil acceso.

Usa materiales útiles para revestir alguna pared, como corcho a modo de panel, o material de pizarra para poder escribir.

Y si tus vistas te lo permiten, no dudes en colocar tu escritorio bajo una ventana, tu home office se convertirá en una zona de confort e inspiración.

 

Mensajes recomendados

Deja un comentario